lunes, 21 de junio de 2010

SINCRETISMO CULTURAL

SINCRETISMO CULTURAL



El sincretismo cultural se refiere al proceso de transculturación y mestizaje entre distintas culturas. En términos generales, se refiere básicamente a cómo se dio ese proceso entre Europa, sobre todo España y Portugal, y ´El Nuevo Continente´. El sincretismo cultural puede presentar aspectos positivos o negativos . Un caso de esto puede ser la radicalización de prácticas relativas al eurocentrismo. Desde ciertas lecturas de la filosofía contemporánea se discute este modelo con la argumentación de que la posmodernidad en sí misma mezcla, revalida y contrapone códigos tradicionales.




[editar] Sincretismo cultural desde la historia latinoamericana

Máscara azteca.Si bien los actos de fe podrían considerarse como elementos de revalidación ante una política de negación cultural (sincretismo cultural negativo) no es sino hasta principios del siglo XX que el pueblo latinoamericano logra solidificar, madurar, una teoría relativa al mestizaje cultural. A través de las obras de los creadores modernos se notaba también la tensión entre las prácticas colonialistas de las élites locales frente a los elementos silenciados de los pueblos. Rubén Darío habría marcado una huella profunda entre la forma de entender las relaciones artísticas entre Europa y Latinoamérica. Su original mezcla de elementos propios del mestizaje hispano-indígena y su atención a las vanguardias (en una sociedad costumbrista y conservadora) puso un antes y un después en la forma de escribir y pensar en el nuevo mundo y fue la base para el surgimiento posterior de creadores de la talla de Octavio Paz, Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Ernesto Cardenal, Alejo Carpentier o Mario Benedetti. Otro pilar referencial es evidentemente José Martí. Su denuncia adelantada al poscolonialismo se convierte en la base de los modernistas latinoamericanos quienes se liberan del pensamiento hispanista que queda sólo relegado a la estructura funcional de las élites fundadoras del subcontinente. Resumiendo la importancia filosófica, artística y política del sincretismo, el bogotano Yuri Gómez resumió: "La praxis sincrética que nos resulta de interés, por que de ella gozamos todos, no es esa originaria e inextricable que se encuentra en el origen del saber, en el origen del lenguaje y en el origen del tiempo. La fuerza del sincretismo verdaderamente interesante es la influencia que se concreta en el interior del saber de hoy y en su práctica por que nos hace universales ya que consiste en el esfuerzo humano involuntario por reunir lo diferente en cada acto y hacer que el resultado se asemeje a lo no semejante".

En el arte pictórico resultan fundamentales las obras de Roberto Matta y su visión de vanguardia en clave surrealista, Fernando Botero y el aporte transdisciplinario de los mexicanos David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera y Frida Kahlo. No es casual la gran presencia de México en el arte latinoamericano; este país quizá fue el que desarrolló de manera más exitosa el sincretismo cultural en todas sus variantes. El análisis de la obra de arte latinoamericana logra un efecto de espejo capaz de entender lo que hay detrás de las prácticas culturales. Las redes de la hibridación nos remiten necesariamente a conflictos de clase, negación y mediaciones. El aporte artístico en el siglo XX de creadores capaces de hacer puente entre el viejo y el nuevo mundo empezó a promover la necesidad de abandonar la idea de considerar la estética mestiza como exótica y tomarla como un elemento referencial a nivel mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada